Nueva epidemia ataca a los delfines mediterráneos

3 09 2007
En el verano de 1990 comenzaron inexplicablemente a llegar cadáveres de delfines a las playas de Valencia. Semanas más tarde empezaron a aparecer en las de Cataluña mientras que en las de Valencia aumentaba el número. Al final del verano eran en total 83 delfines recogidos en las costas españolas. Pero sospechosamente estaba ocurriendo lo mismo en otras costas mediterráneas como en Francia e Italia, subiendo esta cifra a más de 1.000 cadáveres encontrados en las playas. Durante el verano de 1991 volvieron a aparecer diversos casos en las costas de Túnez a Turquía.

Tras diversos estudios y análisis de los cetáceos muertos se descubrió que estaban afectados por un virus, denominado Morbilli virus. Este virus no afecta a los humanos, pero sí a varias especies de cetáceos.

17 años después la epizootia se repite: ya han aparecido varios ejemplares muertos en las playas siguiendo los mismos pasos que años antes.

Este virus, según el director del Instituto de Sanidad Animal de Las Palmas, es el mismo que causó la muerte de los calderones tropicales durante el invierno y que el ocurrido en los años 90. Este virus es similar al moquillo, activándose sobretodo en verano, provocando deficiencias en el sistema inmunológico, causando lesiones multiorgánicas. La única forma de atacar al virus es inoculando una vacuna eficaz a los cetáceos, siendo esto muy difícil al tratarse de animales salvajes.

Tras la crisis de los años 90 se comprobó diez años después que la especie de delfín listado, la más afectada, se había recuperado y que no había vuelto a aparecer el virus en el Mediterráneo en ese tiempo, debido probablemente a que los ejemplares supervivientes se habían inmunizado. Pero parece ser que una nueva generación no inmunizada está siendo atacada.

Si se comparan las muertes ocurridas en la primera epizootia y en la que está ocurriendo en la actualidad, las muertes por el momento son mucho menores (83 en los 90, frente a los 33 por el momento en 2007). Este dato se puede tomar de dos formas: de forma positiva o negativa. Positiva si el virus es menos agresivo y por eso afecta menos a los delfines y otros cetáceos, o negativa si es porque la población de delfines listados en el Mediterráneo ha disminuido.

Esperemos que la población no haya disminuido y podamos seguir viendo a estos cetáceos en nuestros mares y costas, pero vivos.


Acciones

Information

4 responses

5 09 2007
Anonymous

Hay que cuidar a los delfines, bueno a todos los animales en general, pero los delfines como que son un poco especiales, al menos para mi. estaria dispuesta a colaborar. Un saludo. Meme

5 09 2007
Irene

Estoy de acuerdo contigo Meme. Hay que ayudar a todos los animales. Los delfines, en concreto, nos pueden ayudar a los humanos en problemas psicológicos y de otras ramas, como algunas deficiencias psíquicas, ¿por qué no devolverles la ayuda protegiéndoles a ellos y su hábitat?.
Gracias por tus visitas y comentarios. Un saludo.

24 07 2009
Delfín Mular (Tursiops truncatus) « Planeta en verde

[…] de los que se alimentan y su amenaza natural son los tiburones. Hay una enfermedad provocada por un virus que afecta a los delfínes del Mediterráneo y a otros […]

7 05 2012
dayana

en Peru han muerto muchos delfines , aves y pelicanos….es alarmante en nuestra costa peruana pero no hay respuesta de que ha provocado esto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: